¿Los animales cuando mueren van al cielo?

Las personas que tienen creencias religiosas tienden a pensar que existe algo más allá de la muerte: El cielo, nirvana, paraíso, entre otros sitios maravillosos, donde las personas buenas entran, pero en el caso de los animales ¿pasa igual? Ellos no tienen religión.

Los animales aunque obviamente carecen de religión, algunos de ellos son incluidos en algunas de ellas desde tiempos antes de Cristo, tal es el caso de las vacas, los perros, gatos,  cerdos, y muchas especies más, entonces ¿Qué pasa cuando un animal muere? Sigue leyendo para encontrar la respuesta.

¿Cómo es la muerte para los animales?

Antes de despejar la incógnita de si los animales van al cielo, queremos dejar en claro que los animales son seres pensantes, unos a mayores niveles que otros, pero al no tener creencias religiosas o ideológicas, la muerte no los afecta como a nosotros los humanos, para ellos la muerte es un proceso netamente natural.

Los animales saben que su vida va a acabar en algún momento y la mayoría viene a este mundo para ejercer una función determinada como es el caso de las abejas. Los perros son excelentes amigos y si son adoptados por una familia, te dan amor por el resto de su  vida, su afecto nunca decrece, solamente acaba cuando fallecen.

La vida de la mayoría de la mayoría de las especies del reino animal es corta, tienen una vida tranquila y  gran cantidad de ellos no hacen ningún daño a las personas, por el contrario, nos sirven de mucha utilidad y hasta ayudan a la preservación del planeta, así que, si lo vemos desde este punto de vista, los animales no cometen pecados, entonces ¿Irán al cielo?

Los animales van al cielo según la biblia

Existen aproximadamente 4.500 religiones a nivel mundial, muchas no se refieren de manera expresa sobre los animales, pero las religiones creyentes en Cristo y que hacen uso de la Biblia tampoco dejan claro la posición de los animales dentro de ella. Una parte de la Biblia  dice que los animales se crearon para beneficio del hombre y que Dios ama a todos los seres vivos, y sus hijos, los humanos, también tienen que hacerlo; el castigo contra los animales es mal visto ante los ojos de Dios según la Biblia, pero esta no menciona qué pasa con ellos explícitamente después de la muerte.

Según Hebreos 3:1, para entrar al reino de los cielos, Jesús hará una llamada celestial y los humanos tienen que reconocerlo como apóstol y  sumo sacerdote. Los animales no tienen este poder de reconocimiento como lo habíamos dicho antes, tampoco tienen fe o la capacidad de obedecer los mandamientos de Dios, por esta razón nace la duda de si los animales son aceptados en el paraíso.

La Biblia tampoco hace menciona acerca de algún lugar especial para los animales o habla de que un animal haya resucitado, subido al cielo o haya sido llamado por Dios, sin embargo, hay animales utilizados como símbolo de paz como es el caso de la paloma blanca, también encontramos partes en la Biblia donde se nombre a las mascotas como los perros, pero nunca algo explícito sobre si los mismas finalmente subirán al cielo después de su muerte.

No obstante, hay pasajes de La Biblia que parece puntualiza que existen animales en el cielo, como en el caso de Isaías 11:6, donde leemos: “El lobo estará con el cordero, el leopardo se echará con el cabrito ,y el ternero, el león y el animal engordado estarán todos juntos; y un niño pequeño los guiará” pero analizando estos versículos se puede interpretar como una metáfora para hablar del tipo de personas, la diversidad de personalidades en la gente y que el niño Jesús servirá de guía, así que se vuelve a la misma duda ¿Hay animales en el cielo o no?

Los animales en otras religiones

En comparación con las religiones creyentes de la Biblia, hay unas religiones que sí dejan especificado que los animales tienen un espacio en el más allá, hasta existen animales sagrados dentro de ellas. En religiones ancestrales como la del antiguo Egipto, los perros cumplían la misión de  entregar los  mensajes a los Dioses, como era el caso de Anubis.

En la India, las vacas son sagradas por la relación que tienen con la “madre naturaleza”, de la afirman que somos hijos y ella nos nutre con alimentos, nos da tierras fértiles, etc. La vaca es tomada como un símbolo divino porque amamanta a cualquier individuo que lo necesite, da leche para hacer queso, cuajadas, entre otros alimentos básicos. Este animal es tomado como un miembro más de la familia y se prohibió el comer su carne por las razones ya dadas, además cada familia hindú tiene una vaca que le proporciona alimentos a toda la familia.

En el judaísmo también hay mucha controversia con respecto a si los animales van al cielo o no, el Midrash dice que los animales no tendrán cabida en el mundo venidero, pero, muchos aseveran al igual que el rabino Saadia Gaon que los animales reciben una compensación por el dolor que les fue causado entre la vida y la muerte. El mérito animal es muy diferente al de las personas ya que ellos no tienen el poder del libre albedrío.

Por último, casi todas las religiones creen que los animales tienen alma y que su alma va a alguna parte pero en ninguno de los textos religiosos menciona ese sitio.

¿A dónde van las mascotas cuando mueren?

Somos partidarios que los animales son criaturas inocentes, muchos de ellos nos mantienen vivos a través del alimento y que son seres que sienten al igual que las plantas, al igual que nosotros.

Dios los creó para el beneficio humano así que dudamos que no tengan un lugar reservado para ellos o por lo menos donde puedan descansar sus almas. Los animales merecen nuestros cuidado y atención, de manera, que al momento de fallecer hayan vivido una existencia plena.




One Response

  1. Lucia marzo 17, 2020

Deja un Comentario